sobre mí

Desde que fotografié la primera boda, me di cuenta de la importancia que tenía inmortalizar estos momentos, ya que van a ser recuerdos para toda la vida.

Vais a llorar, a reír, a emocionaros, a disfrutar y quiero plasmar todos los momentos para poder revivirlos siempre.

Os cuento un poco quien soy, nací el día de la música, el 22 de noviembre, en un pequeño pueblo Rossell, donde no cambiaría mi infancia por nada en el mundo.

Por mucho esfuerzo que hiciera mi madre para que fuera músico, al final me ha ganado otro arte: la fotografía.

Ahora como fotógrafos Tarragona tengo la responsabilidad de fotografiar bodas y me dejo la piel en cada fotografía para mostrar todos los sentimientos que se viven en vuestro gran día.